POEMAS DEL COÑO II; LA POESÍA DEL ORIGEN DEL MUNDO

images

¿para qué usar metáforas pudiendo llamar las cosas por su nombre? ¡Coño! -Nunca mejor dicho.

Lady Bachmann.

Lo cierto es que esto de poesía tiene poco, poesía son tus ojos y lo demás es solo tinta sobre un papel inerte.


La noche estaba cerca de ser perfecta, los pájaros dormían y hacía ya tiempo que el café estaba frío. No importaba, te tenía, tenía ese olor sedoso y el brillo de la luna sobre tu piel. Los surcos de tu sonrisa se clavaban en mi mente y tu mirada advertía noche huracanada. Yo, quería lanzarme al vacío sin paracaídas y destrozarme contigo, para ti, en ti. El vino había dado paso a conversaciones trascendentales, nos preguntábamos hasta donde llegaríamos juntos, pero la música había subido el tono y nuestros cuerpos pedían guerra. Te corté mientras me contabas cosas sobre medicina, creo, no sé, no me importaba, en ese momento solo veía tu boca, y como esbozaba palabras que no entendía, veía los trazos y sentía los colores. Fui por detrás de ti y te empecé a comer el cuello, muy despacito mientras te encogías de placer.

Mis manos dibujaban figuras abstractas acariciando tus brazos desde las manos a los hombros. Luego te di la vuelta y comencé a bajar por la clavícula con pequeños mordiscos que asediaban tu piel, queriendo conquistar el monte más sagrado. Venus nos miraba desde arriba y se estremecía, quería unirse a nosotros pero estábamos demasiado ocupados. Mis manos bajaban por tus piernas con un juego similar, había conseguido la llave para entrar en ti y no la iba a soltar por nada del mundo. Entonces te empecé a sentir en tu plenitud, como si la filosofía de tu cuerpo me hablara y guiara mis actos. Nos besábamos fervientemente mientras me hacía el dueño del lóbulo de tu oreja izquierda. Volvía a bajar, quería más, te descamisaba y me adentraba en tu pecho mientras mis manos pintaban tu espalda, las sentía como parte de ella, como si se hubieran fundido y pudiera sentir tu interior. Acabé lamiéndote los pezones haciendo círculos y no se cuantas más formas geométricas sobre ellos.

El tiempo era preso de nuestros deseos, mis manos te acariciaban las tetas y las agarraban con cariño mientras mi cabeza serpenteaba por tu ombligo como una cascada hacia el más exquisito lago. Me hacia consciente de tus caderas, las exploraba con las manos mientras mi boca buscaba tu vientre y comenzaba a lamer con delicadeza tu clítoris, dibujando letras con la lengua, escribiendo poesía. De vez en cuando bajaba y recorría tu coño con la lengua, perfilando su belleza, y luego volvía a subir, cada vez mas fuerte y rápido hasta que tus piernas se movieron sin control y quedaste muda. Había entendido el mensaje, pero seguí acariciándote con mis labios, recorriendo el jardín tranquilizante de tu silueta. Aproveché un descuido, justo cuando te asustaste porque la ventana se abriera del viento para meterte los dedos, al fin y al cabo el huracán estaba dentro. Jugaban contigo y parecían entenderse muy bien. Cuando ya no aguantamos más te pusiste encima de mí y tomaste las riendas, me cabalgabas como la amazona más experta mientras mirabas mis ojos. La intensidad fue in crescendo, aumentaba la velocidad y tu voz se agudizaba, cerrabas los ojos y notaba como disfrutabas en tu interior. La cosa se nos fue de las manos, afloró nuestra naturaleza más salvaje y te puse a cuatro a patas penetrándote fuerte, te tapé la boca por miedo a despertar a los animales de fuera, la chimenea crepitaba asustada y parecía consumir más rápidamente la madera. Llegó el momento, estaba preparado para entregarte mi ser y convertirnos en uno para siempre.

POR FIN, había coronado la cima contigo, gracias a ti. Algo más profundo que nuestros cuerpos flotaba en el aire y nos ungía de un bienestar casi mágico. Nos dormimos abrazados y le permitimos a la noche descansar, a los pájaros dormir y al viento recuperar su fuerza.

Lord OH.

♠ ψ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s