Dust

 

Abro los ojos y no hay nada.

No están tus manos, ni tu sonrisa, ni tu mirada… Ni siquiera quedan abrazos escondidos en la almohada.

Intento levantarme pero mi cuerpo es de ceniza y se rompe, se deshace.

La no realidad me envuelve, la tristeza se vuelve densa y mi mente crea laberintos de lágrimas anudando recuerdos a mi garganta.

Cada mañana se desgarra un trocito de mi cuerpo mientras otro pedazo de mi alma se esfuma. Cada mañana añoro tus abrazos y al tenerte enfrente no se pedirlos.

No tengo voz y mi cerebro se diseca intentando no pensar.

Te necesito a mi lado.

Deseo arrancarme la vida, deshacer mis ojos y quemar mi sonrisa cada vez que comprendo un poco más que ya no me amas.

Inerte, esa es la palabra. Inerte cuando tu mirada me fulmina y ya no me busca. Inerte cuando me ignoras.

Desearía ser una piedra para no sentir este dolor, para quebrarme en mil pedazos y convertirme en polvo. El polvo de tus pasos, el polvo sin mis lágrimas.

Herr Hofmy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s