El ocaso del mundo

venus-botticelli

El nacimiendo de Venus de Botticelli

Cuando la ceguera conviva conmigo te reclamaré mirándote a los ojos todos aquellos besos que retuviste en tu acorazado corazón para no dañarme. Sé que me estremecerá tu aliento, igual que a ti el mío y podré hasta sentir cada gota del sudor de tus manos, pero no consentiré que te separes lo más mínimo. Tímidamente me besarás con tus labios infinitos, humedeciéndome con tu saliva de rocío, arropándome con tus lágrimas, envolviéndome con tus armónicos latidos. Como en una espiral atrapada en el reloj del tiempo, acariciaré tus pronunciadas curvas, tus delicadas mejillas que ahora me pertenecen e intentaré mirarte. No serás tú ahora mi pintura sin ojos, sino yo el retrato desalmado, que se alzará de un salto destrozando el lienzo y, ciertamente altivo te mirará fijamente. Mediante el tacto definiré cada uno de tus finos rasgos para después fundirme, amarte y reproducirte en un colosal lienzo impregnado de vívidos colores. Sintiendo cómo la yema de mis dedos perfila lentamente tus helénicos labios, estremeciéndome tu perfecta simetría y esbelta nariz dejaré que sientas las lágrimas contenidas a cambio del perfil de tus ojos. Y así sucesivamente, pacto tras pacto, robaré tu alma para hacerla mía, nuestra. Será así como, cuando la ceguedad subyugue, contemplen todos el origen de esta, tu gran obra de arte.

Clara Serer Martínez.

Posted by Lady Bachmann.

Anuncios

2 Respuestas a “El ocaso del mundo

  1. Tienes que escuchar a Ludovico Einaudi. Su último disco “In a time lapse”, creo que te encantará. Pero los anteriores son increíbles también.

  2. La producción no debe morir. A buen entendedor…
    El nacimiendo de Venus de Botticelli ha sido testigo de muchos episodios rutinarios pero vitales de mi día a día, de momentos de felicidad no cuantificable y de algún disgustillo que otro también. Sin duda alguna este tipo de coincidencias me hacen saber que existe gente genial que ya tengo la fortuna de conocer y de poner cara, aunque sea por foto.
    Enhorabuena por la fortuna a la hora de elegir una imagen que nunca estará en una de las paredes de mi casa, porque esos momentos de los que fue testigo no volverán a ser una obra de arte hecha amor. Re-comienzo el día con estas palabras que de una forma muy parecida una persona que llegó a ser protagonista y ahora ya se ha quedado como mera anécdota en mi presente me dijo y que han permanecido en mi subconsciente, que a veces me gustaría creer que es al mismo tiempo (un) inconsciente, hasta leer: “Y así sucesivamente, pacto tras pacto, robaré tu alma para hacerla mía, nuestra”.
    Enhorabuena, por plasmar momentos de vidas que no solo ha vivido la escritora, sino también algunos de los lectores que se emocionan al leer palabras que han sido instantes mágicos de sus vidas y que, casualmente, tenían de fondo “Experience” de Ludovico Einaudi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s