Lo siento, Papá Noel

Twilight in Brugge

Autoría de la imagen: Evgeny Lushpin

Fuente de la imagen.

Queridos Reyes Magos:

Espero que atendáis mi carta pese a ser más de Papá Noel, de toda la vida. Tal vez por eso de que me crié en Francia y, bueno, allí lo de los Reyes Magos no se estilaba tanto, aunque creo que en casa siempre se ha llevado más Papá Noel desde que el mundo es mundo, es decir, desde que vino la primera persona de tamaño reducido a casa.

Supongo que habéis sido mi primer pensamiento delante del ordenador este año 2013, tal vez por haber pensado en propósitos para este nuevo año recién entrado. Y por qué he pensado en vosotros…? Probablemente por eso de que los propósitos estos del nuevo año no se suelen llevar a término y, en realidad, no soy muy dada a ponerme metas irreales o inalcanzables. Pero este año, este nuevo año, me ha brotado el pensamiento de decir en voz alta: “queridos Reyes Magos”. Es increíble lo complejo del ser humano, ¿eh? Si me paro a pensar la cantidad de cosas que no alcanzo a entender o controlar de mi subconsciente, podría decir que no conozco a mi consciente.

Este nuevo año se presenta cargado de dificultades, como para muchos de los españoles, tanto a los que ya hemos empezado la vida laboral remunerada -aunque sea fatal remunerada, pero remunerada al fin y al cabo, o eso dicen- como para los que todavía se encuentran en esa atmósfera cargada de realidad, porque es la que viven, pero totalmente alejada de lo que la vida adulta es cuando hay que pagar recibos de luz, hacer la compra, poner lavadoras, planchar, tomar decisiones de si me caso o no me caso, de si tengo niños o no, de si doy el paso de irme a vivir con mi pareja, etc. Ese tipo de ideas que todos hemos tenido en algún momento de nuestra vida mientras estudiábamos, pero que veíamos algo “fácil” o “natural” de abordar, precisamente por tratarse solo de ideas, pero no de realidades factibles de llevar a término porque, aunque nos jodiese reconocerlo, seguíamos bajo el abrigo del ala materna o paterna, o de las dos, es decir, bajo dos alas -y si ya teníamos también abuelos, la cantidad de alas resultaba incontable, por eso del cobijo de la posguerra y el afán protector de nuestros mayores que vivieron bajo un régimen que hoy en día algunos añoran, aunque yo no. Y sí, yo no puedo añorar algo que no viví, pero no me imagino añorar algo que hacía que gente como yo, sí, que se atrevía a escribir cualquier pensamiento sin reflexionarlo, solo dejar que las palabras brotaran de manera natural, sin trabas, sin darle a borrar o deshacer en estos tiempos que corren del ordenador y lo fácil de escribir de manera irreal, porque ni gastas papel ni casi tiempo -si lo comparamos con antaño- resultase asesinada. Morir por simplemente intentar ser perro, gato o lobo, es decir, libre. No alcanzo a imaginar cómo habría sido vivir en la oscuridad, en la sombra, sin amar. No poder amar a quien tu corazón, que no tiene por qué siempre coincidir con la cabeza (la cabeza en estos casos no suele ganar a la razón del corazón) decide seguir de manera, para qué nos vamos a engañar, masoquista.

El amor, el masoquismo, el idealismo, la fantasía, la sinrazón… ¡puf!, creo que los Reyes Magos no van a leer mi carta. Y si la leen, no sabrán qué les he pedido porque los valores ya no se llevan, lo que se estila es lo comprable. Y yo no quiero regalos, ni promesas que no se van a cumplir, ni cuentos, quiero realidades, quiero tocarlo, vivirlo, sentir.

Creo que la infidelidad de pensar en los Reyes Magos me ha hecho perder el rumbo de esta lluvia de palabras. Lo siento, Papá Noel.

O. Aggelos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s