Tormenta

20121105-132019.jpg

Todo empieza y acaba al cerrar mis ojos. No cabe nada más en mi mente que intentar adivinar a que saben tus caricias.

Te siento tan cerca cuando no estás, soy tan tuyo en el silencio…

Las horas se condensan en un par de palabras y miradas. No puedo evitar querer oler el aire que te rodea, buscando, olfateando, rastreando cualquier aroma que me insinúe cualquier cosa.

Tus sentimientos abrieron de nuevo el reloj de arena de mi pecho y controlas el paso de tiempo a tu antojo. Me haces y deshaces y sabes, realmente lo sabes, que donde vayas yo estaré.

Todo cambió deprisa, una nota, un mensaje y sin más se borró el mundo. Y ahora lentamente me ayudas a pintarlo. Sé que tienes miedo, pero también sé que tu deseo es casi mayor que el mío.
Siento que tu piel está cerca de la mía y no puedo mas que dibujar tus labios con mis ojos. Tu voz, esa droga que me alimenta de excusas para volverte a ver.

Nos une un sueño, nos separa un sexo, que los dos sabemos que no existe y que tarde o temprano, acabaremos los dos cayendo y trepando en la comisura de los labios del otro.

Te deseo casi tanto como en mis sueños y no tenerte al despertar hace que se vacíe el silencio de cualquier otro pensamiento que no seas tú.

Herr Hofmy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s