Blup.

 

Fuente de la imagen.

Sientes la humedad, percibes ese helor que se ha colado por tus riñones y trepa sin cesar por tu espalda. Sientes cómo va abrazando tu cuerpo, como si de una enredadera se tratase y, poco a poco, sientes cómo las gotitas de agua no te resultan tan ajenas como recordabas. Comienzas a sentir cómo el frío inmoviliza tu alma, cómo las gélidas lágrimas transparentes comienzan a ser parte de ti. Empapado comienzas a ser inmune ante el helor y, cuando te das cuenta, la gotita  te abrazó, protegiéndote del helor, para congerlarte consigo y alejarte del mundo, haciéndote suya, inmortalizando vuestra relación en tan sólo un poco de agua. Encerrándote en su propia burbuja te abraza, protege y acaricia hasta que, en la perla de sus lágrimas, te disuelves hasta desaparecer. Blup.

 

Lady Bachmann.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s