Expressionistisches Herz

Fuente de la imagen.

Puse mi corazón en tus manos, entre tus delicados dedos y tu no quisiste acunarlo, tan sólo retirarlo. Las melodías siguen sonando, pero todo se detuvo en aquel momento. Ese largo paseo de vuelta a casa, en busca del portal sin puerta, en busca del recibimiento vacío, ese recorrido que nunca acaba. Pero la música suena, todo sigue, la única diferencia es que alguien puso la cámara lenta. El paseo es ahora como ir andando sin rumbo, contemplando cada imagen, cada paso milimétricamente. Andar es recordar, recordar es besar, besar eres tú; y ahora tus labios se extinguen entre un distorsionado recuerdo. Arrojaste con desdén lo que no era tuyo, haciéndolo eternamente tuyo y condenándolo en el etéreo limbo del que es ahora imposible escapar. Corriendo entre las paredes de mi mente, estampándome contra los cristales que lo cercan, te vi pasar. Te detuviste ante la esencia de mi ser, tiernamente me contemplaste, susurrando algo que jamás llegó a mis oídos y que nunca logré descifrar. Todo se distorsionaba entre las ondas y mis oídos, todo lo que escapaba de mi mente me parecía puro vicio, pura ficción. Te deseé, te anhelé, te busqué, te repudié y volví a desearte, viviendo fulgurante entre sueños y deseos, encerrada en la caja de cristal. Un cristal indestructible que sólo pudo ahogar mis fuerzas en su interior, reprimiéndolo y reteniéndolo hasta que sin querer rendirme, me detuve. La pantera no había sido acallada, tan sólo eclipsada su fuerza.

Lady Bachmann.

Anuncios

2 Respuestas a “Expressionistisches Herz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s